Fue imputado por femicidio y recibió prisión preventiva Gregorio Britez, quien había sido apresado a punto de escapar a Paraguay acusado de matar a su pareja Nora Escobar, quien apareció enterrada en el patio de su casa.

La sala 2 de la Oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Penal de Rosario fue el escenario en el que la fiscal de Homicidios Dolosos, Marisol Fabbro, imputó a Britez por Homicidio doblemente calificado por el vínculo y femicidio – mediando contexto de violencia contra la mujer. También se imputó a A.L. por encubrimiento agravado por hecho precedente. Se trata de la persona que habría ayudado a Britez a escapar.

Concretamente, la fiscal le atribuyó a Britez el hecho ocurrido el 22 de abril de 2022 con posterioridad a las 22 en una vivienda de Liniers al 1700, en la localidad de Granadero Baigorria. El imputado, de 52 años, se encontraba junto a quien fuera su esposa, Escobar de 42 años, a la que le asestó 17 puñaladas con una cuchilla de al menos cinco centímetros de hoja.

Gregorio Britez fue detenido en Misiones por Gendarmería Foto: Gendarmería

Entre cinco y seis de estos ataques fueron por la espalda, provocándole a la mujer la muerte por lesiones cardiopulmonares graves. Seguidamente procedió a excavar con sus propias manos en el fondo de su vivienda una cavidad semejante a una fosa, para luego arrojar allí el cuerpo sin vida de la víctima. Lo enterró, le construyó un cerramiento y le colocó una loza de 60 centímetros de ancho y dos metros de largo encima del cadáver, más otra de igual tamaño en forma vertical a un costado.

El objetivo era evitar cualquier filtración. De hecho, esta construcción evitó el hallazgo del cuerpo en el primer allanamiento realizado junto a perros, aunque sí pudo ser detectado en un segundo operativo en la vivienda, tras lo cual se ordenó la captura del sujeto que se había dado a la fuga.

Nora Escobar junto a su hija, que había denunciado que su madre sufría violencia de género. Foto: Karen Gigena

A A.L. se le atribuye haber colaborado con Britez a fin de ocultar, alterar y hacer desaparecer los rastros, pruebas e instrumentos del delito, utilizando su vehículo para retirar pertenencias con manchas de sangre del domicilio donde se produjo el hecho con posterioridad a la comisión del mismo.

Además, concurrió en repetidas ocasiones a esta vivienda los días posteriores, a fin de prestar colaboración en la confección de la fosa y en la limpieza de la misma. Asimismo se le atribuyó haber ayudado a Britez a eludir las investigaciones mediante el aporte de dinero en efectivo para poder darse a la fuga al exterior a través de un colectivo que lo llevaba a Paraguay.

El Juez de Primera Instancia, Fernando Postma, tuvo por formalizada la audiencia y dictó para ambos imputados la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.