La enorme mayoría de los asesinatos en Rosario se producen con armas de fuego, y si bien el grueso de estos hechos responde a disputas entre bandas de narcotraficantes, no son pocos los homicidios producidos por peleas entre vecinos, discusiones entre vecinos e incluso entre familiares. De allí que se venga impulsando un Plan de Desarme en Rosario, por el cual ya se recolectaron 358 armas, 9645 municiones y 89 partes de armas.

//Mirá también: Mataron de siete balazos a un chico de 15 años en la zona norte rosarina

La campaña es encarada por el Gobierno provincial, en conjunto con la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC). Este total entregado se divide en 33 carabinas, 52 escopetas, 8 fusiles (incluido un FAL), 71 pistolas, una ametralladora FMK 3, 4 pistolones, 187 revólveres y 2 subfusiles (FMK 5).

La participación en el Plan de Desarme Voluntario es abierta a todas las personas, sean legítimos usuarios o no y, a cambio, se brinda un incentivo económico. Al respecto, el subsecretario de la Agencia Provincial de Prevención de Violencia con Armas de Fuego, Lautaro Sappietro, destacó: “El balance de esta semana fue muy positivo y por ello decidimos extender la convocatoria para que todas las personas que deseen entregar armas se puedan acercar”.

Asimismo, el funcionario indicó que “los números de recepción de armas demuestran la existencia de una demanda real instalada en la comunidad, que procura la construcción de una sociedad menos violenta. Celebramos profundamente el compromiso ciudadano con una política que apunta a reducir la circulación de armas de fuego”.

//Mirá también: Internaron a una nena de 2 años baleada mientras jugaba en la calle

El programa, que fue relanzado en el 2020 en el marco del plan de acción de prevención de la ANMaC, que para reducir el circulante de armas abona un incentivo que oscila entre los $ 3000 y $9000, de acuerdo al tipo y grupo de arma de fuego al que corresponda,,mientras que las municiones tienen un monto de $3 por unidad. Las armas recibidas son inutilizadas en forma inmediata en presencia de quien realiza la entrega. Luego, son destruidas en forma definitiva.

Por otra parte, la Policía de Santa Fe secuestró un total de 267 armas de fuego en lo que va del año. Esto se debe a los operativos dinámicos y allanamientos que se realizan en distintos barrios de Rosario.