En el marco de una convocatoria federal que tuvo el Congreso de la Nación como uno de los escenarios principales, este miércoles se llevó a cabo en Rosario un pañuelazo a favor del aborto legal. Tras la presentación del proyecto enviado por el presidente Alberto Fernández, militantes de diferentes organizaciones se reunieron en el Monumento a la Bandera para apoyar la iniciativa.

Las escalinatas del Patio Cívico fueron el escenario de la manifestación en las últimas horas de una tarde calurosa en la ciudad. Si bien se trata del mismo lugar elegido para acciones similares durante el debate legislativo de 2018, la pandemia de coronavirus impuso mayores restricciones para concretar el encuentro cerca del río Paraná.

El uso de barbijo y la distancia social para prevenir el contagio de COVID-19 fueron visibles desde la llegada de las primeras participantes, quienes se ocuparon de colocar banderas verdes y carteles. Más tarde se sentaron en filas partiendo desde el sector próximo a la Cripta de Belgrano y colocaron un mensaje sobre el piso para pedir el “tratamiento rápido” del proyecto de interrupción legal del embarazo (IVE).

“Derecho a decidir”, “Niñas, no madres”, “No más presas por abortar” y “Basta de muertes por abortos clandestinos” fueron algunas de la consignas que completaron la presentación dentro del Monumento.

En la ciudad de Santa Fe, integrantes de la regional de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito realizaron una intervención en la Plazoleta Ana María Acevedo, bautizada con el nombre de una mujer que murió de cáncer y a la que no le permitieron abortar para recibir el tratamiento.

Las manifestantes en la capital hicieron un despliegue similar al de Rosario en el sector cercano al viejo Hospital Iturraspe, uno de los efectores cuyo equipo médico fue más cuestionado hace un par de años en relación a la objeción de conciencia de los profesionales.