Hace más de 5 años violaron y mataron a una niña en Villa Banana. El caso fue conmocionante y pasó un largo tiempo hasta que los investigadores encontraron pruebas firmes contra un sospechoso que ya estaba en la cárcel por otro caso similar. Este miércoles pidieron prisión perpetua por el femicidio en el inicio del juicio en Rosario.

El crimen de Guadalupe Medina ocurrió el 25 de mayo de 2016 en una vivienda precaria de Lima al 2900. La nena tenía 12 años. La autopsia determinó que su cuerpo presentaba múltiples golpes y había muerto por asfixia mecánica en la casilla abandonada.

En primera instancia, la pesquisa del Ministerio Público de la Acusación (MPA) apuntó contra integrantes de la banda de “Pandu”, como se lo conoce por su apodo al barrio al narcotraficante Nelson Aguirre. Sin embargo, la comparación con otra causa sobre abuso sexual contra una vecina de Villa Banana dio paso a una línea diferente que conectó a un preso ya condenado con este último episodio.

Según la evidencia recabada, Sergio Javier Saravia mató a Guadalupe y seis meses después atacó a una joven en la misma zona. Para cuando hicieron el examen de ADN que sustenta esta hipótesis, “Vizcacha” ya estaba tras las rejas mientras purgaba una pena de 9 años por el segundo hecho.

En el inicio del juicio, el fiscal Alejandro Ferlazzo pidió prisión perpetua para el hombre de 30 años por abuso sexual con acceso carnal además del femicidio de la nena. El debate oral está a cargo del tribunal que integran los jueces Nicolás Vico Gimena, Rodolfo Zvala e Ismael Manfrín.

Ante un caso de violencia por motivos de género en Rosario, la línea nacional 144 ofrece atención gratuita las 24 horas. También está disponible el teléfono verde de la Municipalidad de Rosario través del 0800 444 0420 y el servicio de mensajes de Whatsapp a través del 341 5 781509.