El Clásico rosarino se jugará el domingo a las 21, tal como pedía la Provincia, y sólo se verá por codificado. La Liga de Fútbol Profesional aceptó el planteo del gobernador Omar Perotti para que el Central - Newell’s finalice en un horario que facilite el control policial.

//Mirá también: Newell’s se quedó con el Clásico de reserva y los de Central reaccionaron a las piñas

Hubo muchísimos idas y vueltas, y hasta se especuló con la posibilidad de suspender el encuentro o moverlo a otra provincia por la intransigencia de las partes. Pero cabe decir que todo se destrabó por un gesto de Newell’s, que aceptó en principio no contar con las 48 horas de descanso que impone el reglamento, ya que el martes por la tarde enfrentará a Palestino por la Copa Sudamericana. No obstante, este último partido podría jugarse más tarde, algo que debe negociarse con la Conmebol.

El Clásico rosarino se verá por codificado. (Olé)Olé

Esa actitud facilitó que el partido ante Central pueda jugarse el domingo a las 21 y no a las 18:40 como estaba estipulado. La Provincia había pedido correrlo para que cayera dentro del horario en el que está prohibido circular por las restricciones sanitarias, lo que en teoría le permitiría controlar mejor las aglomeraciones.

Al no lograrlo de entrada, la Casa Gris presionó a Fox para que liberara la transmisión del encuentro o autorizara a la señal provincial, 5RTV, a televisarlo. Pero la cadena internacional no quiso saber nada, entonces el encuentro corrió serio riesgo de suspenderse.

A media tarde de este viernes llegó el ok de Newell’s para en principio renunciar a su derecho de 48 horas de descanso entre partidos y se terminó de destrabar la situación. El Clásico rosarino se juega el domingo a las 21 y será codificado.

//Mirá también: Los hinchas de Newell’s que participaron del banderazo no podrán ir a la cancha por dos años

Mientras tanto, la Provincia ahora sí deberá trabajar en organizar operativos de seguridad para evitar que los hinchas se junten a verlo o a festejar, en el caso de que uno de los dos resulte ganador.