La Policía rosarina informó este lunes que un paciente con coronavirus se fugó por segunda vez en una semana. El episodio se registró luego de que fuera trasladado desde el Centro Regional de Salud Mental “Agudo Ávila” y así se repitió un conflicto ocurrido días atrás en en otro efector.

//Mirá también: Murió por coronavirus un enfermero que tenía las dos dosis de Sputnik V

La búsqueda del hombre de 36 años comenzó en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), donde se encontraba internado para hacerse unos estudios. Allí los médicos constataron la noche anterior que se había ido sin el alta correspondiente con el agravante de que ser positivo por COVID-19.

A partir de la denuncia en el nosocomio municipal, la Policía logró establecer que el paciente había ido a la casa de un familiar después de retirarse. El Ministerio Público de la Acusación (MPA) intervino en el caso y dispuso que permaneciera aislado allí hasta que terminara de cursar la enfermedad.

//Mirá también: Informaron 1.928 casos de coronavirus en Santa Fe y récord de internaciones

El hombre que se había ido del Heca ya había protagonizado otra fuga en el Hospital Centenario, vecino al Agudo Ávila. En ese caso, las autoridades precisaron que se había ido del efector el lunes 31 de mayo.

En esta oportunidad, el paciente fue internado en el centro de salud de Pellegrini y Vera Mujica debido a que tenía síntomas de intoxicación. Luego del procedimiento policial, la Justicia decidió esperar su evolución en cuarentena para determinar cómo sigue la causa.