El intendente, Pablo Javkin, reconoció que en los últimos dos días se logró una baja en la cantidad de contagios de coronavirus en Rosario. Sin embargo destacó que el sistema sigue con máxima tensión, ya que incluso el viernes cerró con la totalidad de camas críticas ocupadas.

//Mirá también: Coronavirus en Rosario: 879 casos y 100% de ocupación de camas críticas

“Llegamos al límite de ocupación de camas, pero no dejamos de atender a nadie porque tenemos planes de contingencia, somos polo de referencia en la salud”, manifestó Javkin en diálogo con CNN Radio. Pese a eso, consideró que la ciudad está pasando “lo peor de la pandemia” porque si bien los casos se estabilizaron, lo hicieron en un alto número, y que en su mayoría son jóvenes, que ocupan las camas durante más tiempo.

“En los últimos dos días tuvimos un descenso de casos, tenemos 720.000 personas vacunables, de las cuales ya inmunizamos a 280.000. Y duplicamos los vacunatorios”, enumeró y agregó que el cumplimiento de las restricciones es alto, pero está teniendo un impacto económico y social. “Las restricciones de fin de semana resultaron efectivas. El 80 por ciento de los contagios se produjeron en encuentros sociales y familiares”, cerró.

//Mirá también: Las restricciones comienzan a hacer efecto: se desacelera la curva de contagios en Rosario

Concretamente, Rosario tuvo 879 contagios y siete muertes el viernes, mientras que el jueves se registraron 934 y uno respectivamente. Cabe recordar que en los días anteriores la cifra de contagios diaria superaba los mil.