La investigación sobre el escape de ocho presos en el sur del Gran Rosario arrojó detalles sorprendentes en las primeras horas. Además de la falta de registros en cámaras de seguridad, la Justicia constató que 11 personas compartieron auto en la fuga de Piñero para luego separarse.

//Mirá también: Atraparon en el sudoeste santafesino a un tercer prófugo de la cárcel de Piñero

El fiscal Franco Carbone confirmó que tres delincuentes bajaron del vehículo para cruzar el cerco perimetral. “Aproximadamente hicieron 200 metros en un enfrentamiento armado con los centinelas”, comentó este lunes en conferencia de prensa sobre lo ocurrido la tarde anterior en la Unidad Penitenciaria 11.

El grupo se desplazó por un campo en el que hay cuatro cámaras de seguridad, pero sólo una funcionaba en ese momento. El representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA) estimó que “algunas aparentemente hace varios años” que no sirven para registrar lo que ocurre en ese sector.

//Mirá también: Se viralizaron videos tras el intento de fuga y tiroteo en la cárcel de Piñero

Por su parte, el fiscal Gastón Ávila agregó que a esa hora había 15 presos en el patio del pabellón 14 y en ese momento tenían permitido usar celulares. “Sin duda tiene que haber habido comunicación con el interior”, sentenció sobre la coordinación con los cómplices que ingresaron a la cárcel de manera inédita.

El funcionario judicial recordó que el campo por el que llegaron los delincuentes a los tiros tiene rondas de vigilancia periódicas. En base a ese antecedente, asume que hubo una planificación previa para evitar eso a la hora de ir a buscar a los presos.

Un auto para la huida de 11 personas

A la hora de reconstruir el ataque a balazos contra los carceleros, el MPA estableció uno de los delincuentes murió baleado debajo de una de las garitas. Los dos restantes volvieron al punto de partida y ocho reclusos siguieron el mismo camino. Sumado al conductor, 11 personas se fueron en un auto y luego fueron “realizando postas”, por lo que sospechan que intervinieron otros dos vehículos.

El fiscal Carbone añadió que el plan también generó siniestros viales. Puntualmente mencionó que en la huida tiraron “miguelitos”, como se conoce a los clavos para provocar pinchaduras de neumáticos. Esto fue constatado sobre el cruce de la Ruta Provincial 14 y la Ruta Nacional A012, muy cerca del penal.