“Esto no va a quedar así”, fue la frase que Matías Edery empleó para dar cuenta de posibles amenazas cuando imputó a familiares de “Los Monos”. Luego de las declaraciones de Lorena Verdún, el gobernador Omar Perotti confirmó este domingo que le ofrecieron protección al fiscal que investiga a la expareja de Claudio Ariel Cantero y a uno de sus hijos.

El mandatario provincial explicó a la mañana que la decisión surgió por orden del ministro de Seguridad, Jorge Lagna. De esta manera apuntan a respaldar el trabajo del Ministerio Público de la Acusación (MPA) luego de la captura de familiares de la banda narcocriminal en la zona sur de Rosario por intimidación pública, homicidio y extorsión, entre otros delitos.

“Pusimos a disposición del fiscal Matías Edery todo lo que requiera para su protección tras las amenazas recibidas”, anunció Perotti el día después de la audiencia en la que Verdún quedó bajo prisión preventiva. La misma medida se adoptó en el caso de su hijo Luciano Cantero (19), que protagonizó un video en el que lo filmaron a los tiros en Navidad junto a otras personas.

El gobernador de Santa Fe destacó el operativo en el detuvieron a “Lucho” y a otras siete personas representa un “duro golpe al delito”. Luego anticipó: “Seguiremos trabajando junto a la Justicia”. Por la tarde, el MPA confirmó la apertura de una investigación penal sobre las amenazas de familiares de “Los Monos”.

Como resultado de 21 allanamientos realizados el martes, Edery imputó al hijo del “Pájaro” Cantero por la tenencial ilegal de una veintena de pistolas en su casa del barrio La Granada. El arsenal secuestrado incluye cientos de balas. En lo que respecta a Verdún, le atribuyó el mismo delito por el hallazgo de una pistola calibre 9 milímetros que perteneció al fallecido exjefe de la banda.