Matías Messi incumplió las reglas de conducta que se le había impuesto, tras la firma de un procedimiento abreviado por el cual había sido condenado a dos años y medio de prisión. Sin embargo, ante la apelación, la Justicia le extendió el plazo de presentación por cinco meses.

Cabe recordar que al hermano del astro lo habían condenado en agosto de 2018 por el incidente que protagonizó en noviembre de 2017. La condena incluyó reglas de conducta como la realización de tareas comunitarias, tratamiento psicológico y el sometimiento a un control de la secretaría post penitenciaria.

Una lancha Promax 5500 es la que compró Matías Messi en febrero

Sin embargo, el muchacho nunca cumplió y en octubre pasado se le extendió el plazo de presentación mensual ante la Justicia hasta marzo de este año. El argumento de sus letrados fue el cuestionamiento de que hayan ampliado el plazo sancionatorio a través de un decreto sin citar a su cliente. Esto fue considerado una violación a su derecho de defensa.

La Fiscalía le respondió al planteo destacando los incumplimientos reiterados de Matías Messi, los cuales nunca habían sido justificados. El juez de Cámara, Guillermo Llaudet, le extendió el plazo de presentación mensual ante la Justicia hasta marzo de este año.

La lancha de Matías Messi apareció ensangrentada y con un arma dentro

Cabe recordar que el hecho tuvo lugar el 30 de noviembre de 2017, cuando Messi fue encontrado con heridas en el rostro a bordo de una lancha frente al Club de Pescadores de Fighiera. Tras ello, fue internado y operado por lesiones en el maxilar inferior y el paladar. En la embarcación se encontró una pistola calibre .380.

Tras el episodio, lo imputaron en portación de arma de fuego en agosto de 2018 aceptó su responsabilidad a través de un procedimiento abreviado por el cual lo condenó a dos años y medio de prisión condicional.

El juez Juan Andrés Donnola le impuso fijar domicilio, someterse al control de la Dirección de Control y Asistencia Pos Penitenciaria, abstenerse de usar estupefacientes y abusar de bebidas alcohólicas, someterse a un tratamiento psicológico, realizar tareas comunitarias en una asociación civil por ocho horas mensuales, no portar, tener ni usar armas de fuego ni solicitar autorización para esos fines, entre otros puntos, algunos de los cuales fueron incumplidos.