El director del Organismo de Investigaciones (OI), Marcelo Sain, confirmó este martes que el Ministerio Público de la Acusación (MPA) estaba al tanto de la presencia de un teléfono fijo en la celda de Ariel Máximo Cantero hijo. A esto agregó que habían pedido intervenir la línea de “Guille” y no los autorizaron.

//Mirá también: Requisaron la celda de “Guille” Cantero por una balacera y hallaron teléfono fijo

El ex ministro de Seguridad de Santa Fe ratificó que la conexión en el penal de Marcos Paz no era “trucha” sino provista por el Servicio Penitenciario Federal. “Cuando pedimos la interceptación, nos dijeron que no hacían inteligencia política”, afirmó en relación a la investigación sobre el jefe de “Los Monos”.

En relación al trabajo de la Fiscalía de Rosario, el criminólogo añadió: “Hemos requerido en sucesivas oportunidades la lista de visitas, que ni siquiera requiere autorización judicial, y tampoco la hemos tenido”.

//Mirá también: “Oficios varios, contrato sicarios para tirar tiros a jueces”, así se presentó “Guille” Cantero

Sain sostuvo que Cantero “quedó como el (líder) remanente” de “Los Monos” y que los demás jefes de las “grandes organizaciones que han competido por el mercado de la droga” en la ciudad están tras las rejas. Sin embargo, “todos operan desde el presidio”.

Cantero tenía un telefóno fijo instalado con autorización del Servicio Penitenciario Federal.@rodrigomiro76 | Twitter

“El mundo plebeyo que muestra ‘Guille’ es una parte ínfima”, afirmó el director del OI sobre la investigación del delito complejo. En diálogo con Radio con Vos, insistió en que esa actividad se sostiene por un “consumo de drogas fenomenal” en Rosario.

Por otra parte, el funcionario recordó que en la ciudad hay un circuito de lavado de dinero que no crean las bandas criminales, sino que es “la histórica estructura financiera donde se ha canalizado el dinero de la soja”, entre otros negocios.