Después de la victoria sobre Atlético Tucumán, el entrenador Cristian González destacó este sábado que Rosario Central fue “contundente” a la hora de dejar atrás las dos derrotas consecutivas que sufrió antes. Al mismo tiempo, el “Kily” planteó que quiere repertir la actuación ante Colón y afirmó: “Es un desafío lindo para que esto no sea casualidad”.

Los canallas visitarán al campeón argentino este jueves con la mira puesta en la clasificación a la Copa Sudamericana. “El equipo demostró con actitud, con ganas y con juego que está convencido”, dijo el director técnico después del tercer triunfo al hilo en el Gigante de Arroyito.

Distendido después del resultado favorable, González comentó con una cuota de ironía que “en Central no se puede estar tranquilo”, pero dejó de lado los rumores sobre su continuidad. En cambio defendió su apuesta a los juveniles y aseveró: “Es normal que tengamos altibajos”.

“En el primer tiempo, a pesar de que no fueron muy claras las situaciones, se vio a un equipo corto, plantado ofensivamente, que es lo que uno quiere”, manifestó el “Kily” sobre el partido con Atlético Tucumán. Luego admitió que la Academia pasó “cinco minutos de zozobra” en el complemento y destacó la “pelota increíble” que atajó Jorge Broun cuando rechazó un remate de Guillermo Acosta.

En la etapa inicial, Central tuvo la pelota durante más del 70% del tiempo. González sostuvo que ese factor es clave porque los canallas sufren a la hora del retroceso.

Finalmente, el DT auriazul no ocultó su alegría por el respaldo de Marco Ruben, que en la semana apoyó su continuidad el año próximo. “Lo que dijo me dio tanta felicidad porque está a muerte con nuestra idea”, expresó el “Kily”.