El inicio de la investigación sobre un crimen mafioso en Nuevo Alberdi arrojó que la víctima estaba en silla de ruedas y tenía pedido de captura por dos homicidios. Los primeros testimonios recabados en el operativo ratificaron que los autores del asesinato estaban vestidos como policías cuando ingresaron a la vivienda.

//Mirá también: Entraron como si fueran policías y dispararon 69 veces para matar a un joven

Pensé que iban a hacer un allanamiento”, comentó una vecina del pasillo en el que mataron a Julian Zanier e hirieron a otro joven de 18 años. La mujer que integra el Movimiento Evita precisó que la banda llegó pasadas las 5 de la mañana, cuando se cubrió sorprendida al escuchar una serie de casi 70 disparos sobre Fontana al 3100. La víctima fatal presentaba 32 impactos de bala.

El asesinato ocurrió frente al comedor que la testigo tiene para recibir a unos 40 chicos cada día. Otras personas que viven en la zona recordaron que ya habían visto antes el auto en el que circulaban los agresores, un indicio de los preparativos para ejecutar su plan en el noroeste rosarino.

//Mirá también: Matan a tiros a otro hombre en Rosario y suman cinco las muertes violentas en 24 horas

De acuerdo a los registros policiales, el joven de 23 años al que ejecutaron en Nuevo Alberdi era buscado por dos homicidios. El primero tuvo lugar la noche del martes 4 de febrero de 2020, cuando Dora Quiroga (63) recibió un balazo en medio de un enfrentamiento en Vía Honda. El segundo caso se dio la madrugada del 2 de marzo pasado, cuando mataron a Brian Yedro (29). La víctima fue acribillada al sur de barrio Echesortu y era hijo del titular del Sindicato de Cadetes.

Mientras el fiscal Patricio Saldutti inspeccionaba la escena del crimen, la versión preliminar sobre el asesinato da cuenta de que la pareja de Zanier era la hermana del otro muchacho baleado. Este último fue derivado desde la zona norte al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), donde ingresó en estado grave.