Después de un fin de semana largo marcado por los incendios en las islas y el humo en Rosario, representantes de la Multisectorial por los Humedales denunciaron este sábado que los nuevos focos ígneos afectaron más de 7 mil hectáreas en el Delta del Paraná. Ante esta situación, decidieron cortar el puente a Victoria.

Alrededor de 200 personas se concentraron a las 15 sobre la cabecera de la Ruta Nacional 174 para manifestarse en contra de la contaminación de la ciudad y buena parte del sudeste santafesino. El tránsito estuvo bloqueado hasta las 18 y se registraron demoras importantes hasta las 18.

Durante la protesta también hubo manifestaciones en contra de la fumigación. Foto: @luzferradas

Como una de las organizadoras de la protesta, Julieta Bernabé argumentó: “No queremos sufrir una vez más la asfixia del humo y no vamos a quedarnos de brazos cruzados”. Luego señaló que los incendios al otro lado del río “significan la destrucción del poco humedal que queda vivo”.

La lógica de los hechos demuestra que hay intencionalidad”, apuntó la vocera de la multisectorial sobre la situación en el Delta. Así recordó que en la última semana se registraron focos en un sector de las islas abarca desde San Lorenzo hasta San Pedro, frente al norte de la provincia de Buenos Aires.

El fuego tuvo fuerte impacto ambiental en otras localidades como Villa Constitución, Pueblo Esther y Villa Gobernador Gálvez. En total estiman que más de 7 mil hectáreas fueron afectadas por las llamas. La principal consecuencia en pueblos y ciudades fue la inhalación del humo que cruzó el río.