Rosario Central cumple 131 años de vida este jueves y los festejos no se hicieron esperar a la medianoche. Sin reparos por la pandemia de coronavirus, miles de personas cumplieron con el ritual canalla en las calles para recibir el 24 de diciembre con un gran despliegue pirotécnico.

Atentos a un escenario previsible, los directivos de la Academia se anticiparon el día anterior y emitieron un comunicado para aclarar que el club no organiza ninguna reunión masiva “ni tampoco avala ni acompaña ningún tipo de celebración espontánea que no cumpla con los protocolos sanitarios”. Poco le importó a los fanáticos auriazules, tal como pudo verse en varios videos publicados en redes sociales durante la madrugada.

Lo mismo hicieron desde la sede fundacional y advirtieron que “lo principal es la salud de todos los hinchas”. Los mensajes pasaron de largo y las calles de Arroyito se poblaron de simpatizantes que cantaron y aplaudieron bajo las luces junto con bombas de estruendo.

Pasadas las 12, la entidad le rindió homenaje a la hinchada y compartió en su cuenta oficial un video en el que recopiló la reacción de la tribuna para recibir al equipo en partidos célebres. Así invitó a los seguidores a elegir el mejor clip para regalar premios como parte del festejo.