Quien conducía a toda velocidad el auto con el que atropellaron y mataron a David Pizzorno y a su hijo Valentino ya se encuentra en su casa, luego de recibir el alta hospitalaria tras permanecer casi un mes internado.

//Mirá también: Prisión preventiva a uno de los corredores de la picada que acabó con la vida del papá y su hijo

Germán S. era quien estaba al mando de la Renault Sandero con la que corrió una picada a su amigo Pablo M., a bordo de un Citröen C4 blanco. Este último tocó el auto en el que se desplazaba Pizorno junto a su hijo y a su esposa Cintia Díaz en Ayacucho y avenida Del Rosario, mientras que el primero los embistió a 132 kilómetros por hora.

Diaz fue la única sobreviviente del auto en el que viajaba con su familia, aunque resultó con varias lesiones que obligaron a su internación en el sanatorio Los Alerces. Por su parte Germán S. también resultó gravemente herido y recién este jueves obtuvo el alta médica del Sanatorio Laprida, aunque no el alta hospitalaria.

Estado en el que quedó el vehículo en el que viajaban David y Valentino Pizorno

Es por eso que los fiscales intervinientes de la Unidad de Homicidios Culposos solicitaron que se realice una junta médica el viernes 16 de abril, en horario a confirmar, para determinar si en su condición médica actual puede afrontar el proceso de una audiencia imputativa y una eventual prisión efectiva.

//Mirá también: La picada en que murieron un padre y su hijo comenzó 400 metros antes y los conductores no frenaron

Mientras tanto se dispuso su custodia policial en el domicilio particular durante estas horas hasta la determinación de la junta médica, para evitar cualquier riesgo de fuga. Si la determinación de la junta médica da como posible que afronte el proceso de una audiencia en su actual estado de salud, la misma podría realizarse el día lunes horario a confirmar.