El ex fiscal de Venado Tuerto, Mauro Blanco, fue condenado a tres años de prisión domiciliaria por incumplimiento de deberes de funcionario público, revelación de información secreta, enriquecimiento ilícito y por un allanamiento ilegal.

//Mirá también: Dictan prisión domiciliaria para fiscal imputado por vínculos con narcos

Así se resolvió en un procedimiento abreviado acordado por el fiscal de Reconquista, Luis Mai, y por la defensa del ex funcionario, quien se encontraba con prisión domiciliaria desde abril Ese mes, diputados y senadores provinciales votaron por su destitución e inhabilitación de ocupar cargos públicos por diez años.

Blanco fue encontrado culpable de nueve delitos, entre ellos el de enriquecimiento ilícito, aunque para la condena se tuvieron en cuenta tres. Por su condición física y psíquica, y por ser el único adulto a cargo de sus hijos, el juez de Primera Instancia, Adrián Godoy, le concedió la prisión domiciliaria.

El ex fiscal está acusado de haber ordenado el 26 de noviembre de 2019 la requisa de un vehículo de una banda (que estaba siendo investigada por la Justicia Federal por narcotráfico) sin que mediaran razones para hacerlo en ese momento, porque Blanco no investigaba ninguna causa relacionada con estos delincuentes.

//Mirá también: Juego clandestino: condenaron a tres años de prisión al ex fiscal Gustavo Ponce Asahad

Por otro lado, se encontró que Blanco reveló información secreta en el marco de una causa judicial por encubrimiento y tenencia ilegítima de arma de fuego. Fue a un allegado a la persona investigada. Además, el ex funcionario realizó un allanamiento ilegal a una vivienda.