El delantero de Osasuna, Ezequiel “Chimy” Ávila, subió una publicación en redes sociales en la que se aprecia cómo el atacante va avanzado en su recuperación de la lesión sufrida en pretemporada, con el objetivo final de ayudar a sus compañeros en cuanto sea posible.

El rosarino es un luchador nato y el duro percance sufrido durante el entrenamiento del 9 de septiembre en el que se rompió el ligamento cruzado de su rodilla izquierda, no ha frenado las ganas y la ilusión del Chimy por volver.

En el vídeo, el futbolista aparece trotando sobre una cinta estática, rematando de cabeza con un anclaje en su cintura, poniendo a prueba su equilibrio y pegándole al balón tras un breve circuito. Su hermano y jugador de Boca Juniors, Gastón Ávila, no dejo pasar la oportunidad de darle ánimos: “Vamos, ¡animal! A seguir trabajando duro, toro. Te amo papá”.

El club informó hace justo una semana que Ávila comenzaba su cuarto mes de recuperación “con buena evolución” para iniciar en los días siguientes trabajo de campo de forma individual. La dificultad de salir de su segunda lesión de manera consecutiva hace que toda precaución sea poca a la hora de hablar sobre un posible regreso a los terrenos de juego. Los plazos son los que son y se deben cumplir a rajatabla a pesar de la situación que atraviesa Osasuna, que no gana desde el pasado 24 de octubre.

El jugador franquicia de Osasuna explotó la temporada pasada marcando 9 goles hasta el momento de su lesión, algo que llamó la atención de clubes importantes que, finalmente, desestimaron su fichaje.