A mediados de febrero, un bebé de 27 días ingresó al Hospital de Niños Víctor J. Vilela de Rosario luego de ser golpeado salvajemente por sus padres; con el correr de las semanas el menor evolucionó favorablemente y fue trasladado a una sala general.

Vale recordar que las agreciones al niño habrían comenzado luego de su nacimiento pero que recién el 17 de febrero salieron a la luz cuando los agresores, tras la insistencia de un familiar, lo llevaron a una guardia para que lo atendieran. Los profesionales alertaron un posible caso de maltrato infantil y se pidió la intervención de la policía.

Los padres, ambos de 25 años, fueron detenidos e imputados por el delito de homicidio doloso calificado por el vínculo en grado de tentativa. El menor está al cuidado de su abuela materna, que junto a su pareja, acuden diariamente al hospital.

Carolina Binner, subdirectora del Hospital Vilela, fue quién informó que gracias a las mejoras en los parámetros vitales del bebé, se concretó el traslado a sala general, detalla La Capital.