Crimen de Lucas Vega: “Me iba a comprar una casa donde no hubiera tanto peligro”

El chico fallecido estaba con su hermano cuando ocurrió la balacera en Génova y González del Solar.
El chico fallecido estaba con su hermano cuando ocurrió la balacera en Génova y González del Solar. Foto: Lucas Vega

La madre del chico que jugó en Rosario Central recordó que su hijo “escuchaba los disparos” y “andaba nervioso”.

En medio de la conmoción por el asesinato de Lucas Vega Caballero, su madre recordó este miércoles que el nene de 13 años que jugó en Rosario Central quería llevarla a un “barrio privado” por la inseguridad. “Me iba a comprar una casa en otra zona donde no hubiera tanto peligro”, comentó sobre el sueño del menor de sus cinco hijos.

Durante el velatorio, Marisa se mostró desconsolada por la balacera registrada la noche del lunes en Génova y González del Solar. “Mi niño era mi vida”, expresó en medio de la angustia.

Según el relato de su mamá, Lucas sabía que la zona era “muy peligrosa” y “andaba nervioso” cuando “escuchaba los disparos” en inmediaciones de los barrios Emaús y 7 de Septiembre. En consecuencia, “cerraba los vidrios, las cortinas, echaba llave y metía a los perritos”.

Quedate en tu camita”, le decía el chico asesinado a su madre cuando anochecía. Sin embargo, este lunes decidió acompañar a su hermano Javier, que había estado todo el día encerrado y advirtió que sus amigos estaban reunidos en la calle.

Ni bien los nenes cruzaron la puerta para unirse al grupo, los delincuentes llegaron en auto hasta la esquina y empezaron a dispararles. Los dos hijos de Marisa resultaron heridos entre cuatro víctimas y el más chico murió en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.

“Siempre soñaba con ser grande”

La mamá del niño recordó que empezó a jugar al fútbol antes de cursar la primaria. Cuando tenía 7 años, Rosario Central se lo llevó becado. “Siempre soñaba con ser grande e irse del país”, apuntó la mujer sobre el deseo de su hijo en relación a una carrera como deportista profesional.

Lucas dejó de jugar en el Canalla tras la declaración de la pandemia de coronavirus y las restricciones sanitarias que se implementaron entonces. Según su madre, “engordó” y quedó rezagado. A partir de esa situación sufrió mucho y su familia decidió llevarlo a otro club.

Lucas jugó en Rosario Central desde los 7 años hasta que terminó el baby.
Lucas jugó en Rosario Central desde los 7 años hasta que terminó el baby. Foto: Lucas Vega

El coordinador de categorías infantiles de Rosario Central, Fernando Komar, recordó ficharon al nene el mismo día que fue a probarse. “Nos gustó especialmente. Jugaba bien abierto por izquierda”, destacó.

El padre del defensor Juan Cruz Komar, comentó que Vega era “extremadamente respetuoso” y “generalmente serio”, pero a la vez “tenía una enorme y hermosa sonrisa”. Sobre su paso por el club, añadió: “Disfrutamos sus desbordes, sus gambetas y sus goles hasta que terminó el baby”.

Mañana o pasado ya no se hablará más del tema y quizás nunca se conozca la identidad de las bestias desquiciadas que le arrancaron la vida”, se lamentó el entrenador auriazul sobre el nene. A continuación, concluyó: “Esta muerte resulta tan monstruosa e injusta como la tendencia social a normalizar estos hechos aberrantes que en Rosario suceden a diario”.

Temas Relacionados