La victoria de París Saint-Germain (PSG) en el clásico francés le generó un problema al entrenador Mauricio Pochettino. Este domingo Ángel Di María se retiró lesionado en la primera parte del partido y sembró la duda sobre su presencia en el duelo con Barcelona por Champions League.

“Fideo” sintió un pinchazo en el muslo derecho y pidió el cambio en el minuto 11, cuando el español Pablo Sarabia ingresó en su lugar. Segundos antes, el rosarino había asistido a Kylian Mbappe para que el delantero convirtiera en el final de un contragolpe al enfrentar al arquero Steve Mandanda.

Los parisinos deberán esperar los resultados de los estudios médicos para ver si el ex Real Madrid y Manchester United llega en condiciones a enfrentar al equipo de su amigo Lionel Messi. El primer cruce por octavos de final de la Liga de Campeones será el martes 16 de febrero en el Camp Nou.

A pesar de la ausencia inesperada de Di María, PSG consiguió el triunfo por 2 a 0 sobre Olympique de Marsella y quedó en el tercer lugar de la clasificación del torneo local. Mauro Icardi se encargó de conquistar el segundo gol ante los locales, quienes terminaron con diez jugadores por la expulsión de Dimitri Payet.