Ángel Di María reveló que antes de la final de la Copa América con Brasil, Lionel Messi le dijo que este sería su partido, su final, y que por fin podrían gritar campeones. También contó cómo es tener a la Pulga en el equipo, la costumbre que mantienen desde que se conocen y develó lo que más le molesta al ex Barcelona.

//Mirá también: Las tiernas fotos de las hijas de Ángel Di María alentando a su papá

La final contra Brasil

“Antes de la final Leo me dijo: ‘Este es tu partido, y esta vez se nos va a dar’”, manifestó Di María en el Versus del programa Líbero, de TyC Sports, y contó qué le pasó por la cabeza cuando Rodrigo De Paul lo asistió para que él pudiera definir ante Brasil.

“Controlé, me quedó picando y sabía que la iba a poner por arriba del arquero. Ni bien la pelota lo pasa, ya lo empiezo a gritar, y lo primero que se me viene a la cabeza fueron los Juegos Olímpicos”, dijo Angelito, en referencia a su tanto en la final de esa competencia en 2008 ante Nigeria, que fue muy similar, y que le valió la medalla dorada a Argentina.

“Yo creo que todo estaba escrito, porque ese día cumplí 111 partidos con la Selección, hice el gol al minuto ‘22, usé la camiseta 11 con la que había salido campeón de los JJOO, llevaba 13 años en la Selección (número que odio)”, enumeró y agregó que es muy cabulero.

Su relación con Lionel Messi

“Tenerlo como compañero en un club es la frutilla del postre, me pone muy feliz. Ya había tenido chances de ir al Barcelona, pero no se dio, y ahora que lo tengo todos los días me pone contento”, describió el ex Rosario Central y añadió una característica que comparten con Lio: llegar muy temprano a los entrenamientos.

Ángel Di María y Lionel Messi en el vestuario del PSGInstagram

“Siempre somos los dos primeros, entonces nos ponemos a preparar el mate y después arrancamos a entrenar. A veces cuando tenemos doble turno nos quedamos en club y después de comer también tomamos unos mates”, comentó.

//Mirá también: Lionel Messi volvió a entrenar en PSG y tomó mate junto a Ángel Di María

Confesó que desde que ganó confianza con Messi, hace varios años, lo llama “Enano”, y que Lio lo apodó “Fide”, aunque “Fideo” fue invención de Ever Banega. También expresó cómo es el trato con el mejor jugador del mundo. “Yo lo trato como a uno más porque a él no le gusta el show, quiere una relación de iguales, le gusta compartir momentos con todos y no vivir en una burbuja. Él es uno más del grupo, por más que para mí sea un extraterrestre”, aseveró.