A un año de la huida de Piñero, imputaron a los prófugos y a tres cómplices

Claudio “Morocho” Mansilla y los demás seguirán detenidos. Falta identificar a un colaborador de los delincuentes.

El escape se concretó el 27 de junio de 2021 durante un tiroteo con gariteros del penal.
El escape se concretó el 27 de junio de 2021 durante un tiroteo con gariteros del penal. Foto: Juan José García

Pasado un año desde que ocho presos protagonizaron una violenta fuga de la cárcel de Piñero, este lunes se programó una nueva audiencia para imputar a los detenidos y a sus cómplices. La Fiscalía pretende de esta forma pedir penas más altas para los protagonistas de la huida a partir de su participación en hechos de causas anteriores.

Claudio Mansilla fue citado al Centro de Justicia Penal Rosario como el último delincuente recapturado desde el tiroteo y el escape registrado el 27 de junio de 2021. Además del “Morocho” debían comparecer los siete internos de la Unidad Penitenciaria 11 que se fueron con él y tres personas que los ayudaron con el plan una vez que cruzaron el cerco del establecimiento.

La audiencia se desarrolló durante la tarde con la participación de los fiscales Franco Carbone y Aurelio Cicerchia. Además de la evasión de Piñero, los funcionarios imputarron a los prófugos por la portación ilegal de cinco armas de fuego de guerra.

Según el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el grupo que atacó a tiros la cárcel para liberar a los presos llevó una pistola calibre 380 y otra de 11,25. Entre las restantes se incluye una Bersa Thunder 9 que tenía numeración visible la inscripción de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

La lista de imputados incluye a presos que actualmente están alojados en la cárcel de Coronda y a Elisa Magdalena Álvarez, una mujer detenida horas después del escape en Pérez mientras viajaba en un auto con Sergio Martín Cañete y Joel Isaías Rojas. La nómina de evadidos se completa con Alejandro Antonio Schmittlein, Ezequiel Rodolfo Romero, Alejandro Andrés Candia, Daniel David Piscione y Martín Alejandro Cartelli.

Por otro lado, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) convocó a Rodrigo Leonel Gramajo y Franco Ezequiel Cantero. Se trata de dos de los integrantes del grupo identificados como responsables del ataque a tiros contra el penal, de modo que fueron imputados por favorecimiento doloso agravado de la fuga. Al primero le atribuyeron además del delito de encubrimiento y a la conductora del Honda Civic la investigan por resistencia a la autoridad. Las tres personas también son consideradas responsables de la portación ilegal de armas de fuego de guerra.

Un conductor misterioso y seis presos que no lograron huir

A pesar del tiempo transcurrido desde el escape y el tiroteo en Piñero, la Fiscalía mantiene algunas preguntas sin respuesta dentro de la investigación. Una de ellas se refiere a la identidad del hombre que llevó a la banda de apoyo externo hasta la cárcel.

Hasta el momento, los investigadores sólo saben el apodo del conductor del Peugeot 3008. Se trata del único delincuente que no ingresó al complejo penitenciario, ya que se quedó esperando con las puertas y el baúl abierto mientras los agresores abrían el primer cerco perimetral con una amoladora.

Del auto bajaron tres hombres armados y sólo volvieron dos. Walter Soraire murió por un balazo en la cabeza mientras cortaba el último vallado debajo de la garita 5 del módulo D.

Del lado de adentro, el “Morocho” Mansilla y otros presos del pabellón 14 empezaron a tirarles cascotes y escombros a los centinelas en medio del tiroteo. Así lograron salir del patio con las armas que les trajeron sus cómplices, pero no todos llegaron a huir de la zona.

A partir de la denuncia del tiroteo, el Grupo de Operaciones Especiales Tácticas (Goet) y la Guardia Operativa de la Restitución del Orden (Goro) intervinieron para frenar la fuga. De esta manera redujeron a seis reclusos que trataron de escapar siguiendo los pasos de los organizadores del plan.