Una pareja de jubilados fue víctima de un brutal allanamiento cuando fuerzas policiales ingresaron rompiendo la puerta de su domicilio céntrico y bajo la orden de que se tiraran al piso o los mataban. Todo fue un error.

Los efectivos acudieron a un departamento de Paraguay al 800, donde supo vivir Oscar “Rabanito” Barrionuevo, ex líder de Obras Sanitarias, sindicato que este martes estuvo en el ojo de la tormenta por una serie de procedimientos ordenados por el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Desde hace cinco años, una pareja de adultos mayores que nada tiene que ver con Barrionuevo ocupa la unidad. Mientras los dos ancianos se encontraban en su habitación, los efectivos destrozaron la puerta de ingreso al grito de “somos policías, tírense al piso o los matamos”.

De acuerdo a la mujer, se trataba de no menos de una docena de agentes que procedieron a precintar al hombre y labrarles un acta. Finalmente lograron hacerlos entender que no tenían nada que ver con el sindicalista.

Eso sí, la puerta de acceso, las internas y los vidrios quedaron destrozados y ahora nadie quiere hacerse cargo de los arreglos.