La investigación se inició por denuncias de carreras clandestinas en la zona sur de Rosario.


El Ministerio Público de la Acusación (MPA) ordenó una serie de allanamientos que se ejecutaron este miércoles en la madrugada y en principio dejaron ocho detenidos por picadas ilegales. El operativo dejó además autos, armas y autopartes secuestradas.

La intervención estuvo a cargo de personal de la División Judiciales de la Unidad Regional II y se cristalizó en seis allanamientos en cuatro localidades ordenados por la Unidad Fiscal Especial de Imputados No Individualizados, a cargo del Gustavo Ponce Asahad, en el marco de una investigación iniciada a raíz de distintas denuncias por picadas clandestinas en la zona de Oroño y Lamadrid. Inicialmente se detuvo a cinco personas.

Según informó el comisario Natalio Marciani, a cargo de la División Judiciales, dos de los procedimientos se realizaron en Rosario, dos en Fray Luis Beltran, uno en Granadero Baigorria y uno en Alvear.

Los detenidos por la investigación por picadas ilegales quedaron a disposición del fiscal Ponce Asahad. (Ministerio de Seguridad)

Como resultado se detuvo a ochoo personas y se secuestraron cinco vehículos reformados para correr picadas, una pistola calibre 380, un revólver calibre 32, una escopeta calibre 16, una réplica de ametralladora y una replica de glock 9mm. Además de distintos teléfonos celulares, computadoras, autopartes y repuestos.

La investigación surgió a raíz de distintas denuncias realizadas por picadas clandestinas, los mismos vecinos de la zona, manifestaron su preocupación al ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro quien había anunciado que iban a tomar cartas en el asunto. De hecho, en la zona se realizan constantes operativos articulados entre la Policía de la Unidad Regional II y la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Rosario.

Los arrestados quedaron a disposición del fiscal Ponce Asahad quien será el encargado de imputar a los sospechosos.




Comentarios