Las rejas apuntan a evitar el cruce de peatones por lugares inadecuados para prevenir siniestros viales.


Ante los reiterados de casos de personas atropelladas por ómnibus en el Metrobus Norte, la Municipalidad de Rosario empezó a colocar vallas metálicas sobre el carril exclusivo para impedir el cruce inadecuado de peatones y prevenir nuevos siniestros.

Las obras que tienen un plazo de ejecución de dos meses se pusieron en marcha este lunes sobre ambas manos de Avenida Alberdi. En primera instancia se decidió intervenir el tramo que va desde Juan B. Justo hasta Génova, en cuya intersección se dispuso temporalmente la parada de colectivos.

Las reformas luego se extenderán hasta la intersección con Bulevar Avellaneda, de modo que todo el corredor quede protegido con rejas similares a las colocadas en el cruce de Córdoba y Paraguay en el Paseo del Siglo.

A pedido de los comerciantes de la zona, las cuadrillas sólo trabajarán entre las 14 y las 19 para minimizar los inconvenientes en el tránsito sobre ese sector. Además de esta modificación estructural, desde el Ejecutivo informaron que también se desarrollan múltiples actividades en escuelas, centros culturales, bancos y dependencias estatales para concientizar sobre prácticas de movilidad adecuada en las estaciones del Metrobus.




Comentarios