Advierten que el relevamiento de Amsafe abarca menos del 10% de las instituciones rosarinas.


En la víspera de una nueva reunión con los gremios docentes de la provincia, la ministra Claudia Balagué le restó importancia al informe que elaboró Amsafe sobre problemas de infraestructura en las escuelas rosarinas y consideró que el relevamiento es “poco serio”.

Ante la denuncia de que la mitad de los edificios públicos padece fallas en las instalaciones de luz y gas, la titular del Ministerio de Educación provincial planteó ante la consulta de El Ciudadano que los resultados surgen de “una muestra pequeña” y añadió: “No sabemos qué profesionales avalaron esa información ni qué intervención realizaron”.

Desde el sindicato indicaron que las cifras abarcan la situación de 107 establecimientos, un número que según la cartera santafesina no llega a igualar el 10% del total de escuelas en el departamento Rosario. Entre otros puntos del documento publicado este miércoles, los maestros habían advertido que sólo el 32% de los inmuebles cuenta con salidas de emergencia en funcionamiento y más del 40 por ciento de las instituciones en obra no respetan o desconocen el protocolo de seguridad.

“Mantenerlos los edificios es una tarea diaria y requiere una inversión mensual”, remarcó la dirigente socialista. En este sentido indicó que 750 de las 1.200 escuelas rosarinas fueron refaccionadas de alguna forma este año y para lo que resta del mes están previstas 63 reparaciones en instalaciones de gas de diferentes entidades.




Comentarios