Subió el turismo extranjero en la ciudad, pero todavía cuesta vender la plaza rosarina



Un informe nacional sitúa al aeropuerto local como el tercero de mayor crecimiento en la recepción de turistas internacionales.

Un informe del Ministerio de Turismo de la Nación sitúa al aeropuerto de Rosario como uno de los que más creció en la recepción de turistas extranjeros. Desde el Etur reconocen este incremento, pero señalan que todavía cuesta que las agencias incluyan a la ciudad en los paquetes que venden al extranjero.

De acuerdo a Nación, en septiembre se registró un aumento del 9,1% en la cantidad de turistas extranjeros en el país, con un total de 202 mil registrados en aeropuertos de todo el país. Con 48,8%, el de Rosario fue el tercero que más creció, por detrás del de Mendoza y Salta.

Cabe aclarar que estas cifras son relativas porque no discriminan entre pasajeros que sólo hicieron escala en la ciudad para continuar su viaje y quienes pasaron al menos unos días. No obstante el mayor movimiento de foráneos se siente en los hoteles y en las calles.

“Nosotros lo estamos viendo y también nos lo comentan desde los hoteles, y esto tiene que ver con que la ciudad se instaló definitivamente como destino nacional y empieza a ser considerada a nivel regional”, admitió Héctor “Pichi” De Benedictis, titular del Ente de Turismo de Rosario (Etur).

Algunos números que barajan desde el organismo hablan de una suba del 2% al 5% de visitantes de otros países, que si bien es un crecimiento importante, todavía sigue siendo un número muy bajo en comparación con los principales destinos.

El funcionario aclaró que los arribos se producen mayoritariamente por eventos deportivos y congresos profesionales, sobre todo de salud. La idea es, más allá de las limitaciones, no quedarse con eso.

“No es que van a venir a veranear a Rosario, pero apostamos a que la ciudad se posicione como puerta de ingreso del turista extranjero, para que se quede unos días y siga recorriendo el país”, sostuvo en diálogo con Vía Rosario.

El principal escollo que encuentran está en las comercializadoras. “Nosotros podemos promocionar a la ciudad en todos los eventos turísticos que existan, como lo estamos haciendo, pero si después el operador no le vende al turista el producto Rosario, todo queda en la nada”, se lamentó.