Después un mes de descanso y preparación Nadia Podoroska volvió a competir este lunes y venció en su debut en dobles en el torneo de Linz. La tenista que fue una de las revelaciones de Roland Garros llega como una de las favoritas en el cuadro individual y curiosamente le toca enfrentar a su compañera Irina Begu este miércoles.

La pareja avanzó a la segunda ronda del certamen que se disputa en Austria gracias al triunfo sobre la kasaja Anna Danilina y la francesa Elixane Lechemia por 6-4 y 6-4.

Las ganadoras necesitaron de una hora y 25 minutos para cerrar el partido. En la próxima ronda esperan a quien se imponga en duelo entre las checas Lucie Hradecka y Katerina Siniakova contra la dupla de la rusa Natela Dzalamidze y la británica Eden Silva, previsto para este martes.

La rosarina de 23 años se ubica actualmente en el puesto 48 de la WTA y este año llegó a las semifinales de singles del Grand Slam francés. Su compañera de dobles, en tanto, ocupa el lugar 76 del escalafón.

El torneo austríaco de Linz se disputa sobre canchas de superficies duras, reparte puntos para el ranking mundial y un total de 220 mil dólares en premios.