El defensor Emanuel Brítez se convirtió este lunes en el octavo refuerzo de Defensa y Justicia. Separado del plantel de Rosario Central desde hace semanas, ambos clubes llegaron a un acuerdo para concretar el traspaso y así Lanús quedó relegado luego de un primer sondeo.

El equipo de Florencio Varela oficializó la contratación del santafesino de 28 años a través de las redes sociales. El ex e Independiente se entrenó por la mañana bajo las órdenes del entrenador Hernán Crespo y luego firmó contrato por tres años junto al presidente del Halcón, José Lemme.

La operación se cerró aproximadamente en 500.000 dólares por la mitad de la ficha del jugador, quien se paró como lateral izquierdo la última temporada pero también puede ocupar un lugar en la zaga central.

Brítez es el octavo refuerzo para el equipo de Crespo, quien previamente había sumado Ciro Rius, otro futbolista procedente del plantel auriazul. Además se incorporaron Marcos Ledesma, Braian Romero, Franco Paredes, Enzo Fernández, Gabriel Hachén y Miguel Merentiel.

Defensa y Justicia se prepara el debut en la segunda fase de la Copa Sudamericana que será el miércoles a las 19.15 ante Sportivo Luqueño en Paraguay.

Central, por su parte, cayó en su último amistoso de pretemporada ante Sarmiento de Junín y será el protagonista del último partido de la fecha inicial de la Liga Profesional de Fútbol. El lunes siguiente por la noche recibirá a Godoy Cruz a las 21.15 en el Gigante de Arroyito.