Debido a las restricciones sanitarias por la pandemia de coronavirus, la conmemoración del Día de Acción Global por el acceso al Aborto Legal y Seguro no incluyó manifestaciones a nivel local. En cambio, las organizaciones y dirigentes que apoyan la iniciativa convocaron a un pañuelazo virtual en Rosario y adhirieron varias referentes políticas.

"El espíritu del reclamo no es llamar a la interrupción del embarazo como método anticonceptivo, sino tener una herramienta que abandone la clandestinidad que condena a las mujeres y pone en riesgo sus vidas", expresó la vicegobernadora Alejandra Rodenas.

La exjueza recordó que "despenalizar una conducta no significa promoverla" y destacó el "recorrido y aprendizaje intergeneracional" para sostener una de las principales banderas del movimiento feminista. Al respecto, aseguró que seguirán reclamando "dducación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir".

"La obligación del Estado es ofrecer protección y amparo a quienes lo necesitan y hoy lo necesitamos más que nunca", advirtió la funcionaria. En el mismo tono se expresó la exintendenta Mónica Fein, quien compartió un mensaje alusivo y sostuvo: "Las mujeres tenemos derecho a decidir".

Entre las representantes de la provincia en el Congreso de la Nación, las justicialistas Josefina González y Patricia Mounier se anotaron para pedir que se modifique el marco normativo en argentina. La gremialista santafesina afirmó: "Reivindicamos la necesidad de la conquista de este derecho de las mujeres y LGBT para que no haya más muertes por abortos clandestinos".