El planteo llega a días del vencimiento del período de 14 días que limitó el funcionamiento de rubros no esenciales.


A pesar de que el Municipio de Rosario en diálogo con el Gobierno de Santa Fe estudia levantar varias de las restricciones que se impusieron en la ciudad y en otros distritos del sur provincial por la escalada de casos positivos de coronavirus, en las últimas horas algunos asesores sanitarios de Omar Perotti recomendaron que se analice la posibilidad de extender el plazo de prohibición, entre otras cuestiones, del funcionamiento con clientela en los locales de rubros no esenciales.

El planteo está basado en la disponibilidad de camas críticas, al menos en el departamento Rosario y otras localidades donde los casos se han multiplicado. Es que junto con la confirmación de más de mil casos nuevos de coronavirus en la provincia este martes, la administración provincial reportó que el sistema sanitario sigue trabajando al límite en el sur. Para dar cuenta de ello, hasta ayer había 63 camas críticas libres en Rosario debido a la pandemia.

“No conozco la postura del gobierno, pero en lo personal creo que tiene que haber por lo menos una semana más de restricción como hasta ahora, para dar un poco más de tiempo para que la curva llegue a una meseta y poder liberar algo más de camas”, fue lo que afirmó Claudia Perouch, directora del Hospital Provincial del Centenario de Rosario, uno de los efectores que atraviesa una “situación crítica”.

La funcionaria, en contacto con LT8, hizo un análisis sobre el nivel de ocupación en el hospital ubicado en Urquiza y Francia. “Ayer (por el martes) fue el día más complicado. A primera ahora de este miércoles quedaban libres 3 camas de terapia intensiva; 2 de coronarias; 2 de cuidados intermedios. También hay un sector reservado con 4 camas más. En sala general, entre sospechosos de coronavirus y otros afectados, tenemos 20 camas ocupadas”, indicó.

Puntualmente Perouch mencionó que si bien el Centenario al inicio de la irrupción de la pandemia habían quedado como un nosocomio no covid, dicha calificación es cosa del pasado. Entre pacientes que demandan tratamiento de alta complejidad contagiados con coronavirus y aquellos que sufren otras patologías, las camas están usadas en un 88%.

“Teníamos previsto atender hasta a cinco pacientes con Covid, pero ya tenemos unos 15”, manifestó Peoruch.

La postura de la médica se contrapone con el interés de sectores puntuales, como el gastronómico, que elevó una propuesta al Ejecutivo rosarino para intentar reabrir la atención en mesas desde el sábado, pero privilegiando los sectores al aire libre, alcanzando incluso espacios públicos como canteros, plazas y parques. Dicha alternativa está en fase de análisis por parte del gabinete de Pablo Javkin.


En esta nota:

Salud Coronavirus


Comentarios