Se espera que la temperatura siga subiendo hasta el martes y esta semana hay probabilidad de lluvias.


Ya falta menos de un mes para que termine el invierno, pero en Rosario la primavera anticipará su llegada temporalmente. Para este domingo se anunció una máxima de 23 grados y el pronóstico contempla que la temperatura siga en ascenso en los días siguientes.

La ciudad amaneció con una sensación térmica de apenas 2,8 grados, aunque por encima de la mínima prevista para la jornada. Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se prevé que el viento empiece a soplar más fuerte por la tarde desde el norte. De hecho, hasta la noche es probable que se registren ráfagas de hasta 59 kilómetros por hora.

El uso obligatorio de barbijo sobre boca, nariz y mentón busca disminuir el riesgo de contagio de coronavirus. (@gobsantafe)

De acuerdo al pronóstico oficial, el comienzo de semana será casi como en vísperas del verano y la temperatura podría trepar hasta los 29 grados. Entre el martes y el miércoles hay una baja probabilidad de lluvias y tormentas aisladas y a partir de allí se espera que refresque nuevamente. Eso sí, no hay expectativa de que vuelvan las jornadas con cielo despejado al menos hasta el sábado.

A nivel local siguen prohibidas las reuniones afectivas debido a la pandemia de coronavirus, aunque siguen habilitados los locales gastronómicos y se permiten las salidas recreativas siempre que se cumpla con el uso correcto de barbijo sobre nariz, boca y mentón.




Comentarios