A poco más de dos meses de la reapertura de bares y restaurantes hasta las 23 y con estricto protocolo sanitario, operadores del sector decidieron prescindir de la acción gremial que la realiza la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHGAR) y juntan firmas para entregarle una carta al intendente Pablo Javkin para que se quiten las restricciones horarias en el rubro.

Detrás del lobby, al que se han sumado con su rúbrica los titulares de abres de gran renombre como Beatmemo, Negroni, Anajuana o Peñón del Águila, entre otros establecimientos sobre todo de la zona de Pichincha, está Rodolfo Solari, quien comanda un pool ubicado en la esquina de Salta y Suipacha, sitio históricamente concurrido bien entrada la noche y la madrugada.

"Necesitamos que los negocios trabajen de noche. El negocio que trabaja de noche hace de contención a la juventud", planteó enfático Solari en contacto con Vía Rosario y justificó su postura planteando que "si a los jóvenes no se les ofrece esparcimiento termina haciendo una reunión en su casa sin respetar los protocolos que sí están garantizados en los bares".

El empresario expresó que con el esquema horario actual "no dan los números, no sé hasta cuándo los comercios van a seguir manteniendo esta situación". Vale recordar que la normativa vigente establece que bares y restaurantes pueden atender a la clientela de 7 a 23. Después de esa hora se permite que los comensales puedan permanecer algunos minutos más, aunque ya no puede ingresar ningún otro visitante. El establecimiento debe estar cerrado a más tardar media hora después de la medianoche.

"Somos autoconvocados, una vez hice una nota a la AEHGAR y nunca me respondieron", se quejó Solari sobre el funcionamiento de la entidad gramil, hecho que al parecer decidiera juntar firmas y sumar voluntades de manera autónoma.

Desde la AEHGAR confirmaron haber hecho en varias oportunidades pedidos al intendente Javkin para que se estipule la ampliación horaria. "Nosotros creemos en la acción institucional y nos parece importante canalizar los reclamos por esa vía. No le podemos impedir a nadie que le envíe correspondencia al intendente", contestó David Feiguin integrante de la comisión de empresarios gastronómicos dentro de la asociación.