Se redefinió el dispositivo de atención que incluye tres centros de aislamiento las 24 horas, dos refugios nocturnos, asistencia alimentaria y sanitaria.


Las estrategias de cuidado que sostiene el municipio para asistir a las personas en situación de calle sufrieron modificaciones ante la emergencia sanitaria por la pandemia. En ese marco, se abrieron centros de aislamiento que permanecen abiertos las 24 horas y paradores nocturnos, que empezaron a funcionar en algunos clubes de la ciudad.

Ante la habilitación de nuevas actividades en la fase 5 del distanciamiento social, los centros de aislamiento que funcionaban en los clubes Los Rosarinos Estudiantil y en Unión y Progreso, se trasladaron al predio de la ex-Rural, donde se había organizado otro.

Suben la capacidad de alojamiento para personas en situación de calle (Municipalidad de Rosario)

En relación a la labor desplegada desde el municipio, Nicolás Gianelloni, secretario de Desarrollo Humano y Habitat, afirmó que se está tomando “como prioridad a la población en situación de calle, desplegando un esfuerzo presupuestario muy importante”. En este marco, se ha podido habilitar un “dispositivo inmediato en el marco de la pandemia, con tres refugios de 24 horas, entre otros recursos”.

Actualmente, la estrategia de atención a personas en situación de calle incluye tres centros de aislamiento que permanecen abiertos las 24 horas, dos paradores nocturnos, un punto de higiene, la entrega de kits de abrigo, viandas y campañas de vacunación antigripal.

Los centros de aislamiento que albergan a las personas en situación de calle durante todo el día, cuentan con 65 plazas distribuidas en tres espacios diferentes: el refugio para personas en situación de calle municipal, que cuenta con 30 plazas; el albergue deportivo municipal La Casona, con 20 lugares, y el refugio Sol de Noche (organización de voluntarios con convenio municipal), con 15 camas.

Suben la capacidad de alojamiento para personas en situación de calle (Municipalidad de Rosario)

En tanto, los paradores nocturnos funcionan en el club Rosario Central con 20 plazas, y en el predio de la ex-Rural, donde se habilitó un sector dentro del Centro de Aislamiento, con capacidad para 60 personas.

Desde el comedor de la UNR ubicado en la Ciudad Universitaria, se elaboran viandas que son distribuidas en la basílica Nuestra Señora de Lourdes (Santiago 1169), en la Comunidad Padre Misericordioso (Zeballos 668), y en la parroquia Santa Rosa de Lima (Mendoza 1370). Además, se realiza la entrega de viandas en la plaza Montenegro (esquina de San Luis y San Martín), y en otros puntos de la ciudad, a través de recorridas que realizan todos los días los ex Soldados Combatientes de Malvinas junto a voluntarios de distintas organizaciones.

En las recorridas nocturnas, se hace entrega ademas de kits de abrigo, compuestos de gorros, guantes, medias, cuelleras y frazadas, para aquellas personas que no desean ser alojadas en los refugios y paradores.




Comentarios