El gobernador reconoció la necesidad de subir salarios, pero destacó la caída de ingresos y el aumento del gasto estatal.


El gobernador Omar Perotti reconoció la necesidad de analizar la pauta salarial por la presión inflacionaria, pero consideró muy difícil otorgar un aumento en un contexto de brusca caída de recursos.

Hemos retomado el diálogo con el gremio docente y con estatales, que en muchos casos están poniendo plata de su bolsillo para sostener la conectividad y trabajar a distancia desde sus casas”, ponderó el mandatario a la salida de la inauguración de la nueva guardia del Hospital de Niños Zona Norte de Rosario.

Sin embargo también resaltó que la Provincia se encuentra asistiendo económicamente a escuelas e instituciones que no pudieron reabrir por la pandemia. “Estas ayudas y los sueldos salen de la misma caja, que cada vez es más chica porque hay menos recursos. Todos hemos perdido con esto y tenemos que ser inteligentes en cómo nos manejamos”, dijo Perotti.

Por otro lado, el peronista deslizó la posibilidad de brindar algún tipo de ayuda a Chaco, donde el coronavirus está haciendo estragos. “Es una provincia vecina y sus casos han provocado contagios en el norte santafesino. Por eso ayudar a ellos es ayudarnos a nosotros mismos”, señaló y consideró que la cuarentena más estricta en Buenos Aires ayudará a controlar la enfermedad en Santa Fe.




Comentarios