Las actividades serán a puertas cerradas. Quienes vayan con turno previo deberán llevar la constancia de la app Cuidar.


Control de síntomas, higienización y turnos programados son algunas de las medidas que adoptó la Universidad Nacional de Rosario (UNR) para reanudar su labor administrativa a partir de las nuevas excepciones aprobadas por la Jefatura de Gabinete. Sin embargo, aún no se habilitaron los exámenes debido a que todavía no lo hizo la provincia.

El rector Franco Bartolacci había planteado a primera hora que la constitución de las mesas es una de las prioridades de cara a la próxima etapa dentro de un año académico atípico debido a la pandemia. Dado que el Gobierno de Santa Fe aún no reglamentó esa actividad durante la jornada, el tema quedó excluido de la primera resolución que emitió la entidad.

Por lo pronto, la UNR ratificó que trabajarán en horario reducido de 9 a 15. No habrá atención al público; sólo podrán ingresar quienes hayan sido citados previamente para realizar algún trámite o actividad. Esta reapertura excluye a quienes tengan más de 60 años o pertenezcan a algún grupo de riesgo.

Además de barbijos y otras medidas de prevención contra el nuevo coronavirus, en las dependencias y unidades académicas se deberá presentar la constancia de la aplicación Cuidar, más allá de que su uso no es obligatorio en la provincia. Las instituciones llevarán un registro diario de ingreso y medirán la temperatura de las personas que concurran. Cada edificio contará con un acceso único. Allí se colocarán una “alfombra con solución de lavandina al 0,5% u otra solución desinfectante para higienizar la suela de los calzados”. Además del lavado de manos con alcohol en gel.




Comentarios