La resolución establece una serie de actividades con menciones puntuales sobre Rosario y la capital.


La Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación autorizó este miércoles nuevas excepciones al aislamiento social, preventivo y obligatorio en Santa Fe. Ahora el Gobierno provincial avanzará en la reglamentación para habilitar reuniones familiares, mesas de exámenes y el funcionamiento de locales gastronómicos junto con los grandes centros comerciales, entre otros.

La resolución que se publicó en el Boletín Oficial a primera hora responde a los pedidos formales que hizo la Casa Gris la semana pasada. En primer lugar abre la puerta para instalaciones vinculadas a la práctica deportiva, pero sólo en los casos en que no haya contacto físico entre los participantes.

En cuanto a los encuentros familiares, se establece que podrán llevarse a cabo sábados, domingos y feriados con un máximo de 10 personas y la salvedad de que los lugares utilizados deben tener adecuada ventilación. A su vez demandan el cumplimiento “distanciamiento personal y el uso obligatorio de manera correcta de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón al momento de desplazarse hacia y en las instalaciones”.

El Gobierno santafesino también quedó formalmente habilitado para darle luz verde a las mesas examinadoras en universidades nacionales y privadas, así como institutos terciarios. Estas instituciones demás podrán empezar a funcionar a puertas cerradas con una “dotación mínima de personal que pueda concurrir sin utilizar el transporte público de pasajeros”. Lo mismo ocurrirá en el caso de sindicatos, entidades gremiales, obras sociales, colegios profesionales, partidos políticos y entidades deportivas. Para ese tipo de actividades se estableció que las oficinas podrán funcionar hasta las 19 de lunes a viernes.

En cuanto a bares, restaurantes, rotiserías y otros locales gastronómicos se aprobó la modalidad take away. Los shoppings y paseos comerciales serán autorizados exclusivamente con pago y entrega acordados previamente para retirar las compras en playas de estacionamiento y espacios exteriores lindantes.

El personal doméstico de casas particulares deberá adoptar las medidas de prevención sanitarias por la pandemia de coronavirus y respetar el distanciamiento. Tal como lo dispuso previamente el Gobierno provincial fuera de los principales conglomerados urbanos, se excluye el uso de colectivos urbanos y se prohíbe el trabajo en cualquier domicilio donde haya alguien enfermo por COVID-19 o con síntomas compatibles. Esta restricción también se aplicará en todo caso en que se imponga el aislamiento luego de haber estado en el extranjero o en otra provincia.




Comentarios