El secretario de Salud Pública de la Municipalidad de Rosario dejó entrever este lunes el interés de la intendencia para que la cartera sanitaria nacional revea el panorama en la ciudad y determine que no hay circulación comunitaria tras ocho días si nuevos casos positivos de coronavirus.

Leonardo Caruana expuso así el propósito del intendente Pablo Javkin para intentar que Rosario pueda flexibilizar aún más la cuarentena, situación que es exclusiva hoy día a las ciudades más pequeñas y en las que justamente no hay circulación comunitaria.

El funcionario asoció así la baja en la curva de contagios a nivel local a las medidas de distanciamiento social como formas de prevención del COVID-19. Dicho panorama, para Caruana "habla de la posibilidad de revaluar" la calificación de Rosario como ciudad con circulación comunitaria.

"Hay pensar cómo se empieza a hablar de salidas planificadas y cuidadas de la etapa más dura. En esta etapa que viene vamos a necesitar el mismo proceso que en la anterior: compromiso, responsabilidad y diálogo de todos los sectores", dijo el secretario en contacto con Radio 2, aunque al mismo tiempo planteó la siguiente salvedad: "Si alguna de esas actividades aumenta el número de contagios, podemos volver a la etapa anterior".

"Estamos analizando cómo avanzar y liberar sin sumar riesgos. Nunca desde el miedo", sumó Caruana sobre las medidas en estudio.