Luego de conocerse que el desaprensivo empresario Roberto Daniel Dutra, dueño de la firma Catering Gourmet, que violó dos veces el aislamiento, luego del regreso del exterior de su mujer, la directora de Hospital Centenario denunció penalmente al hombre y abrió un sumario interno para determinar quién completó el permiso que se filtró en las redes y que habría decía que Dutra era "mucamo" del efector.

El día después de la detención de Dutra, que pasó de la lujosa torre Maui en Puerto Norte a estar alojado en la Comisaría 5°, tras ser denunciado por el personal de seguridad de su edifico, está centrado en determinar cómo se conoció la existencia de un permiso que llevaba el membrete del Gobierno de Santa Fe y el Hospital Centenario y en el que figuraba como "mucamo".

Dutra tenía en su poder un permiso apócrifo extendido por el Hospital Centenario. (Twitter)

"Apenas se declaró la cuarentena hicimos un permiso y le sacamos fotocopia, cada jefe de sector venía a buscar los papeles y se llevaba la cantidad necesaria", expresó Claudia Perouch, directora del Hospital Centenario y sumó: "La firma es mía, es una fotocopia pero la firma es mía".

La funcionaria que asumió este año en el Centenario dijo que "alguien sustrajo la fotocopia y se la vendieron o se la dieron a Dutra".

Catering Gourmet es la empresa que tiene la concesión de la provisión de las comidas que se le da a los pacientes de todos los hospitales provinciales, además de otros centros de gestión privada y la sospecha más firme es que Dutra usó sus contactos en el hospital para hacerse de la fotocopia que luego alguien completó con su nombre y apellido.

"Este jueves me dirigí hasta la Comisaría 7° e hice la denuncia penal en compañía del asesor legal de hospital", precisó Perouch, en contacto con Radio 2. En dicha presentación la directora expuso que "se fraguó un documento público".

Dutra está detenido y aguarda en la seccional 5° la audiencia imputativa en la que recibirá cargos por adulterar el permiso y violar en dos oportunidades la cuarentena obligatoria.

"Paralelamente iniciamos un sumario interno y aguardamos que un perito caligráfico pueda desentrañar quién fue el que completó el permiso", expresó Perouch.