La Municipalidad anunció nuevas medidas frente al coronavirus y prohibió sentarse en los patios de comida.


El intendente Pablo Javkin anunció este miércoles el cierre de todos los gimnasios de Rosario hasta el 31 de marzo como parte de nuevas medidas por la epidemia de coronavirus. Entre ellas se destacan cambios temporales en el rubro gastronómico, mientras que la Secretaría de Salud modificará la atención primaria y en demás niveles.

Mientras el Gobierno santafesino refuerzas las directivas nacionales vigentes por el brote de COVID-19, la Municipalidad decidió habilitar el delivery de bares y restaurantes, “incluso aquellos que no tengan el servicio”. El titular del Palacio de los Leones destacó al respecto que “la demanda ha bajado mucho” en el sector debido al aislamiento preventivo, aunque también dispuso mayores restricciones para comercios de grandes superficies en ese rubro.

Con respecto a los patios de comida, Javkin informó que deberán evitar que la gente se quede después de comprar. “Pueden despachar pero no habilitar el uso para compartir el espacio“, detalló en la conferencia de prensa que brindó por la mañana junto al secretario de Salud, Leonardo Caruana.

Ante la repercusión que tuvo la protesta de empleados de un shopping de zona norte, el intendente reiteró que el cierre no le compete y están esperando reso nacionales” al respecto. No obstante, reiteró: “Le pedimos a la gente que no vaya, que se quede en su casa”.

Vamos a inspeccionar cómo se están cumpliendo las medidas, hoy con funcionarios y mañana con todo el personal municipal”, adelantaron desde el Ejecutivo respecto del paro de 48 horas que se puso en marcha este martes en la ciudad y el resto de la provincia.




Comentarios