Otra vez regresaron las reparaciones en el Metrobús. Y no fue en diciembre pasado la primera vez en que hubo que trabajar en los 2,5 kilómetros de carriles exclusivos en zona norte. En tres años de existencia es la tercera vez que debe arreglarse.

"El Metrobús Rosario fue hecho con una calidad distinta al resto del país, que tuvo ciento por ciento hormigón. En cambio nosotros recibimos asfalto. Ahora estamos haciendo lo que habría que haber hecho en su momento", explicó el secretario de Obras Públicas del municipio, José Luis Conde.

El funcionario aclaró: "Conviene aclarar, para disculpar parcialmente a la Municipalidad, que los sistemas Metrobús del país fueron licitados, proyectados, financiados e inspeccionados por la Secretaria de Transporte de la Nación".

Metrobús Rosario

En el corredor exclusivo entre avenida Mongsfeld y Génova circulan cada hora más de 70 servicios de transporte urbano e interurbano. Se evidencia en las estaciones para ascenso y descenso de pasajeros el deterioro del Metrobús, donde los coches frenan y se detienen, sobre un piso que es de asfalto y no de hormigón.

"El Metrobús tiene 4,5 kilómetros contando las dos manos. Muy a pesar de lo que requirió la Municipalidad a la Nación en su momento, que era hacerlas de hormigón, son de asfalto. De 13 paradas, 3 hay hechas con hormigón 2 están en ejecución. La idea es que el plan tenga continuidad y que las 13 puedan ser de hormigón", sostuvo Conte.

El Metrobús, como sistema de carriles exclusivos para los colectivos urbanos, comenzó en Capital Federal y se extendió a 15 ciudades del país. Tanto en Rosario como en el resto, fue licitado, proyectado, financiado e inspeccionado por la Secretaria de Transporte de la Nación.

Colocación de vallas en el Metrobús Norte. (Prensa Municipalidad de Rosario)

En Rosario se invirtieron 35 millones de pesos, pero si se lo compara con la capital provincial la inversión fue del triple porque fue hecho de hormigón a nuevo.