La intendenta Mónica Fein acudió a votar cerca del mediodía en la escuela de Italia al 2200, acompañada por su nieto Salvador. "Esperemos que desde mañana prime el diálogo", dijo tras sufragar.

Fein destacó que los presidentes de mesa a los que consultó le dijeron que todo marchaba con normalidad, "algo que es importante porque entonces la palabra la tienen los ciudadanos", remarcó.

Consideró que la campaña electoral fue "compleja" y sobre todo "muy agresiva" en su tramo final. "Son mucho más interesantes campañas con propuestas, porque hay que pensar en un país para la gente, gane quien gane", subrayó.

Fein señaló que gane quien gane "deberá convocar a un gran acuerdo nacional" para dejar atrás las divisiones y avanzar en una agenda de temas urgentes. "La gente la está pasando mal, todos estamos preocupados sobre lo que pueda ocurrir el lunes con el mercado. Creemos que la transición debe darse en un marco de madurez política y diálogo", explicó.

"Hay que mirar lo que pasa en otros países, donde se demuestra que si la política no está a la altura, la gente busca otros caminos. El Congreso debe funcionar más y mejor, y también el resto de las instituciones", sostuvo y puso a Santa Fe como ejemplo al resolver las tensiones "en un marco institucional".

Por último, y consultada sobre el rol de Rosario con el futuro presidente, opinó que gane quien gane le debe dar a la ciudad la importancia que se merece. "Es una ciudad maravillosa, que aporta mucho, y que desde diciembre tendrá a Javkin que estoy segura que hará una gran tarea, con mucho diálogo. Esperemos que nos escuchen", cerró.