La mitad de las líneas de transporte corta como mínimo dos horas por las noches, según un relevamiento del Observatorio de Transporte.


La mitad de las líneas del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) corta el servicio por dos o más en horas en horario nocturno, y en un caso hay que esperar hasta seis horas en la parada.

Los datos se desprenden del último informe del Observatorio Social del Transporte (OST), coordinado por el concejal justicialista Eduardo Toniolli, que realizó un relevamiento nocturno y lo comparó con datos del año pasado.

Si bien los datos finales se conocerán el jueves, el edil adelantó de las 26 líneas de transporte, la mitad cortan sus servicios como mínimo por dos horas por la noche. “Esa mitad de las líneas son de prestadores privados de Rosario Bus y Cacique”, dijo a Radio 2.

En el caso de Rosario Bus, algunas líneas tienen un corte de hasta tres horas entre una unidad y otra. “Algunos barrios se quedan sin servicio entre dos y seis horas”, manifestó y consideró que se trata de un “lock out patronal nocturno”.

“El colectivo es un servicio público, por lo que no puede medirse solo relación a la ecuación costo-beneficio”, dijo y agregó que con estos datos, está claro que es imposible “utilizar este servicio en caso de emergencia”.




Comentarios