El episodio derivó en la restricción de la atención en el efector. Hubo hasta amenazas de muerte con un cuchillo.


La irrupción de familiares de una paciente en el Hospital Anselmo Gamen de Villa Gobernador Gálvez a puro violencia y amenazas derivó en la atención restringida de la guardia del nosocomio por parte de la Asociación de Médicos de la República Argentina, filial Santa Fe (AMRA).

“Hubo hasta amenazas de muerte”, afirmó Pablo Sánchez, al frente del gremio sobre lo ocurrido este domingo, cuando los allegados a una mujer que esperaba en la guardia con un fuerte dolor abdominal empezarona los gritos a pedir atención urgente, ignoranda el orden de llegada.

Todo el episodio quedó grabado por los familiares de la mujer que pedían por la inmediata presencia de médicos, aunque lo hacían con extrema violencia. “Empezaron a agredir, sin mediar otra palabra, a patear, a romper vidrios en la guardia, una de las acompañantes sacó un cuchillo de la sala de admisión donde las chicas estaban por cenar y amenazó de muerte y decía que si no la atendían los iban a matar”, relató el gremialista.

Hizo falta la intervención de la policía para retener a una mujer que era la más violenta en al sala de espera y así poder brindarle asistencia a la paciente descompuesta.

A la par, los médicos decidieron restringir la prestación en la guardia y se aguardaba por la realización de una reunión para atender los reclamos del personal y evitar así nuevos casos de violencia.




Comentarios