La policía investiga quién fue el organizador de la fiesta clandestina de la que participaban jóvenes, de ambos sexos, de distintas localidades de la zona.


En medio del monte y armados con parlantes, luces, generador y bebidas alcohólicas, este sábado a la madrugada, la policía junto a personal municipal, pudieron desbaratar una fiesta clandestina que se llevaba a cabo a cinco kilómetros de la localidad, camino a Marull.

Las autoridades fueron alertadas por un llamado anónimo, dando cuenta de la fiesta. Al llegar al lugar se encontraron con más de 30 vehículos estacionados en un camino paralelo a la ruta provincial 17, mientras que en medio de un monte, se desarrollaba la celebración, con la presencia de más de 150 personas que disfrutaban de la música, luces y alcohol.

Fiesta clandestina en La Para

Los jóvenes al percatarse de la presencia policial, se dieron a la fuga en distintas direcciones. Las autoridades pudieron secuestrar la totalidad de los elementos encontrados y se investiga quién fue el organizador del encuentro prohibido por las normativas vigentes en el marco de la pandemia de coronavirus.

Desde las fuerzas policiales no desestimaron que pueda haber novedades en las próximas horas.




Comentarios