El esposo de la mujer permanece detenido desde el lunes 8 de junio al ser el único sospechoso del brutal crimen.


La ciudad de Las Varillas se convirtió en noticia nacional luego de conocerse el crimen de Verónica Tottis, encontrada calcinada en su camioneta cuando volvía de visitar a sus padres en Jesús María. El vehículo fue hallado mientras ardía en llamas en la Ruta Provincial Nº 13, entre Villa del Rosario y Luque.

De acuerdo a las primeras investigaciones, la fiscal de Río Segundo, Patricia Baulies, ordenó la detención del esposo de la mujer, Julio Saluzzo, donde su celular habría sido clave para determinar las incongruencias entre lo declarado por el hombre que había asegurado estar en un campo de Villa María mientras el rastreo satelital lo muestra en el lugar del hecho.

Las declaraciones de las amigas de Tottis, complicaron más al viudo, al asegurar que ejercía violencia de género sobre la mujer; y el padre de Saluzzo sostuvo que mantenían una muy mala relación y hasta deslizó una supuesta infidelidad de la mujer.

Por todo ello, Saluzzo fue detenido y permanece alojado en el Establecimiento Penitenciario Nº 9 de la ciudad de Córdoba, hasta que pueda ser trasladado a Bouwer luego de cumplir con el protocolo de aislamiento por 14 días.

Este lunes, Saluzzo firmó el poder para que tres abogados se hagan cargo de su defensa. Se trata de Lucas De Olmos, Adolfo Allende Posse y Aylén Mirándola.

Para la fiscal, las pruebas son contundentes para sostener que Saluzzo actuó solo y de manera premeditada; aduciendo a los testimonios obtenidos pero sobre todo a las evidencias científicas, que Baulies consideró “concretas y suficientes” para ordenar la detención del hombre.

Por las condiciones en las que fue encontrado el cadáver de Tottis se hace difícil determinar la causa de la muerte, por eso Baulies ordenó la ampliación de los estudios de la autopsia, con informes de anatomía patológica. Hasta aquí y según trascendió de fuentes cercanas a la causa, la mujer habría sido asesinada antes de prenderle fuego.

También estaría descartada la hipótesis de haber muerto por un disparo de arma de fuego, sino más bien que todo apuntaría a que Tottis murió al recibir un fuerte golpe en la cabeza, por asfixia o producto de una herida cortante en su cuello.

En las últimas horas se ordenaron nuevos allanamientos en la casa donde vivía el matrimonio junto sus tres hijos, habiendo retirado prendas de vestir de Saluzzo y también varios cuchillos.

Mientras los letrados aguardan que la Fiscalía ponga fecha para la indagatoria, ya solicitaron el apartamiento de la fiscal Patricia Baulies. Sostienen que sacó conclusiones demasiado rápidas sobre los pormenores de la muerte de Tottis, por eso evalúan recusar a la fiscal “porque ella da por sentado que se trató de un femicidio, y por lo menos debió haber usado que se habría tratado de un femicidio”, denunció el abogado Lucas de Olmos.




Comentarios