A través del alquiler de los aparatos y clases virtuales, Fénix logró subsistir a la crisis generada por cuarentena, donde desde el 20 de marzo los gimnasios permanecen cerrados.


La cuarentena obligatoria decretada por la pandemia de COVID-19, generó múltiples inconvenientes en distintos sectores de las economías locales. Entre los más afectados, se encuentran los gimnasios, que después de más de 80 días de cuarentena, continúan sin poder retomar la actividad.

Afrontando alquileres y el pago de los empleados, y sin poder trabajar, ¿cómo hacen para subsistir? Esa es la pregunta que desde Vía Río Primero le hicimos a Luis Aimino, entrenador en musculación, personal trainner, preparador físico deportivo y propietario de Fénix Fitness en Río Primero.

El gimnasio funciona desde junio de 2010, cuenta con un staff de ocho profesores y 355 socios activos antes de la pandemia.

“Las semanas previas al 20 de marzo ya habíamos comenzado a trabajar en los cuidados de los socios, luego de esa fecha, el gym permanece cerrado y sin saber cuándo nos permitirán volver a la actividad”, señaló Aimino.

En medio de la paralización total, realizaron una encuesta entre los socios para determinar las posibles actividades a realizar durante la pandemia, y definió un plan de acción: a través de una estrategia publicitaria de clases abiertas virtuales, se familiarizó al socio con el nuevo tipo de actividad a desarrollar, además de sumar a más gente que descubrió una nueva manera de ejercitarse desde su casa, aprovechando el tiempo de aislamiento.

Así fue como se alquilaron combos de entrenamiento personal y equipamiento aeróbico, se ofrecieron planes personalizados para entrenar en casa y clases virtuales de funcional, aerobox y strong.

Aunque la cantidad de asociados se redujo de manera notable, el gimnasio pudo seguir trabajando, evitando despedir a los profesionales y logrando cubrir los gastos: “Sobrevivimos a la pandemia”, enfatiza Aimino, en el mes del décimo aniversario de su emprendimiento, líder en Río Primero en su sector; mientras ya piensan en el regreso después de que se habilitaran más actividades deportivas esta semana en todo el territorio provincial.




Comentarios