Sin vehículos y sin gente en las calles, las aves se apoderan del lugar


La Laguna Mar Chiquita, futuro Parque Nacional, conserva una riqueza natural por la variedad de aves, principalmente, que eligen el lugar para vivir. Entre ellos, se destacan los flamencos por su tamaño e indiscutible belleza, tiñendo de rosa las costas de la Mar.

La cuarentena por la pandemia de coronavirus, mantiene en sus hogares a las personas y los animales vuelven a recuperar territorio. Sin presencia del peligro que significa el humano, los animales, en todo el mundo, se van adueñando de los espacios más insólitos.

En Miramar de Ansenuza, los flamencos se animaron a pasear por la Avenida Costanera, con total tranquilidad y alguien pudo retratar el momento.

Flamenco Miramar

Para quienes consultan el color del ave, es porque se trata de un pichón. El color rosado se adquiere cuando el ave es adulta.




Comentarios