El hecho ocurrió en Brinkmann, cuando malvivientes a través de una estafa telefónica, solicitaron dinero a la anciana para rescatar a su hijo supuestamente secuestrado.


Un nuevo caso de estafa telefónica se produjo este lunes en la ciudad de Brinkmann, cuando una mujer de 72 años de edad, recibió una llamada en la que daban cuenta del secuestro de su hijo.

Los malvivientes solicitaron todo el dinero que la mujer tuviera en la casa para poder liberar al hijo, y le dieron las indicaciones sobre cómo y dónde debía dejar el botín. La mujer siguió las instrucciones, puso el dinero en una bolsa blanca y la dejó en la intersección de las calles Int Zampol y Bolívar.

Al regresar a su hogar, la mujer llamó al teléfono de su hijo, dándose cuenta que había sido víctima de un engaño, por lo que realiza la denuncia.

Tres horas más tarde, la policía toma conocimiento que una joven domiciliada en la calle Zampol, al salir a barrer la vereda observa en medio de la calle una bolsa de nylon blanca, por lo que se acerca a levantarla para ponerla en el cesto de la basura. Grande fue la sorpresa al abrirla y encontrarse con los 50 mil pesos.

Luego, en la radio, escuchó el caso de la estafa telefónica cometido contra la septuagenaria, por lo que se acercó a la comisaría e hizo entrega del dinero encontrado.

Recomendaciones Policía




Comentarios